Las enfardadoras automáticas tienen varias ventajas, pero aquí nos queremos enfocar en el impacto directo que aportan en la producción. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo…

¿Cuál es el impacto de las enfardadoras automáticas en la producción?

Las enfardadoras automáticas en la producción tienen varios efectos positivos. Y podemos decir que la precisión y la velocidad son los dos elementos fundamentales. Eso sí, según las velocidades y el tipo de enfardadora, podemos introducir matices. Sea como fuere, destacamos los siguientes beneficios prácticos: 

Descubre las mejores envolvedoras 

1. Enfardadoras automáticas: mayor precisión en el enfardado

La primera ventaja en la producción está en la precisión. Y este elemento es imprescindible en las cadenas de producción o en cualquier proceso automatizado. Una máquina, siempre que esté bien calibrada, ofrece una precisión mucho mayor que cualquier sistema manual. No en vano, se puede programar con antelación, lo que reduce sustancialmente las posibilidades de error humano. Estas son algunas de las ventajas:

Con las enfardadoras automáticas tardarás menos tiempo en hacer el trabajo

La falta de precisión cuando se enfarda es fuente, en primer lugar, de pérdida de tiempo. Si tú ves que un palet no se ha enfardado bien, tendrás que reiniciar el proceso desde el principio, con todo el perjuicio que eso supone. Pues bien, precisamente, lo que consigues con la automatización es minimizar esta posibilidad, porque si está calibrada correctamente, no habrá espacio para la falta de precisión, ergo, ahorrarás tiempo

Evitarás devoluciones del cliente o en aduanas

Hemos de señalar que el resultado de enfardar manualmente suele ser de peor calidad, lo que aumenta las posibilidades de devoluciones. Los controles de gálibo son cada vez más exigentes, de manera que se hace necesario ofrecer acabados de mejor calidad. Con las enfardadoras automáticas, gracias a su precisión, minimizarás este riesgo. Además, dar una buena imagen es fundamental en cualquier empresa, sea el negocio que sea, para generar confianza. 

Optimizarás mejor tus materias primas

Otra ventaja de la mayor precisión es que se optimiza el uso de las materias primas. No solo porque se tensionan adecuadamente, sino, también, por no perder innecesariamente film por la rotura en el proceso. A nadie se le escapa que un enfardado manual tiende más a que haya roturas, con la consecuente pérdida. Si no quieres perder dinero a largo plazo, una máquina con buena precisión es fundamental. 

Reducirás el riesgo de paradas en la producción

Imagina que se está trabajando en una cadena de producción. Cuando se hace el enfardado de forma manual, es más probable que haya paradas por errores. Pues bien, esto no pasa tanto con una enfardadora automática, porque esta se puede programar previamente para que no haya problemas. Hemos hablado antes de la importancia de ahorrar tiempo; pues con esto también lo consigues. 

Mejorarás la seguridad laboral

La precisión trae consigo mejoras en la seguridad laboral. Una cadena de producción bien coordinada y donde todo funcione bien es una cadena segura. Los problemas de precisión en el enfardado pueden traer consigo problemas por la manipulación de la mercancía y la probabilidad de accidentes laborales aumenta. Con esto, se gana en seguridad, en todos los sentidos. 

Ahorrarás combustible y electricidad

El ahorro de costes gracias a la precisión se consigue de dos maneras, fundamentalmente. La primera, que como se cometen menos errores, se gasta menos electricidad. Y la segunda, que como hay menos devoluciones, gastarás menos combustible si tú te encargas de los transportes. Por otra parte, encender y apagar para pocos palets es siempre más costoso que mantener en funcionamiento continuo una línea de producción. 

2. Las enfardadoras aportan un aumento de la velocidad

Cuando se trabaja en una empresa, la velocidad en el enfardado es clave para dar un mejor servicio y de mejor calidad. Pues bien, si hay una ventaja competitiva evidente que te proporcionan las enfardadoras automáticas es, precisamente, la velocidad. Dependerá del tipo de máquina, pero puedes encontrar velocidades de entre 45 y 160 palets a la hora. Las ventajas derivadas de ello son diversas, veamos:

Liberarás mano de obra

Esta velocidad libera mano de obra y facilita que se pueda asignar a otras tareas menos repetitivas y que añadan valor. Y, de cara al futuro, necesitarás menos personas para hacer la misma función, por lo que ahorrarás costes. Al fin y al cabo, los recursos humanos tienen un coste y, por lo tanto, conseguir que se enfoquen a tareas útiles y que generen ventaja sobre los competidores es crucial. 

Reducirás costes de producción

Esto no es algo baladí, porque se han hecho estimaciones de que se pueden reducir hasta el 60 % de los costes gracias a la automatización. La velocidad consigue que puedas hacer lo mismo en mucho menos tiempo, y en mejores condiciones. No debe extrañar, pues, que en las cadenas de producción se tenga en cuenta esta circunstancia. Cada vez más, se priorizan las tareas de supervisión, gracias a las máquinas automáticas y a la robotización.

Tardarás menos en entregar la mercancía

Salvo problemas o causas de fuerza mayor externa, si tardas menos en enfardar, tardas menos en entregar la mercancía. Y a nadie se le escapa que, cuando se trata de enviar mercancía lejos de tu fábrica o nave, eso es crucial. En consecuencia, puedes dar un mejor servicio a tus clientes gracias a la automatización. La idea es que, gracias a eso, puedas aumentar tu volumen de ventas. 

Puedes aumentar tu producción

Si el enfardado de palets es más rápido, es más fácil que puedas aumentar tu producción. No es un secreto que, en empresas grandes, este es un elemento disruptivo con respecto a los sistemas manuales. Al final, se trata de tener espacio disponible, con estas máquinas, puedes producir más en menos tiempo, lo que evita las roturas de stocks y hace más sencilla la gestión del almacén. Y producir más te permite ser más competitivo. 

En resumen

Las enfardadoras automáticas, gracias a la precisión y velocidad que ofrecen, son un elemento disruptivo para todo tipo de empresas de fabricación y distribución. ¿Estás buscando una enfardadora de calidad y con garantías para tu negocio? En Movitec contamos con una amplia gama de posibilidades adaptadas a distintos sectores de actividad. ¡Llámanos y te informaremos!